sábado, 31 de mayo de 2014

RECUERDOS DE FORNEAS - VIÑETA 23

 
Recuerdos de Forneas
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 31 de mayo del 2014 - 21:25
 
Así habló Zaratustra: Escribe con sangre y aprenderás que la sangre es espíritu. La individualidad, el arte, la muerte, canon del romanticismo, es también canon del toreo. La corrida, es rito romántico por antonomasia. No hay fiesta más romántica que la fiesta de los toros.
 
Hoy, en la plaza de Las Ventas. Celia Forneas ha lanzado su primera obra de ficción, su primera novela; "Recuerdos", ambientada en época decimonónica,  cuando románticamente oficiaba Paquiro y Santos López-Pelegrín, político, literato, aficionado y cronista taurino ("Abenamar") notariaba sus hazañas.
 
Para la presentación se invitó a Javier Villán y Antonio Lorca, cronistas taurinos de cartel. Tenía que ser. El universo literario de la autora ha sido ese. Casi toda su obra anterior, como investigadora, historiadora, crítica nace de él: Doscientos años de crónica taurina, Cronistas taurinos del siglo XIX, La crónica Taurina actual, por ejemplo.
 
Villán, aprovechó para recordar una paradoja histórica: Fueron los invasores franceses de Bonaparte, los que restauraron las corridas, prohibidas entonces por Carlos IV y su ministro Godoy.
 
Lorca, por su parte, señaló que vivimos otra vez, la destaurinización de España. Y yo, salí preguntándome ¿Es que necesitará la fiesta otra invasión francesa?
 
Crónica de la corrida de hoy en la sección América.





viernes, 30 de mayo de 2014

AVENIDA DE LOS TOREROS - VIÑETA 22


Avenida de los toreros

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 30 de mayo del 2014 - 21:25

Me gusta ese nombre. Todos los días llego por allí a la corrida. Pero no tanto por afición, es mi ruta más corta. Nace arriba, en Francisco Silvela y cae templadamente hacia la plaza, circunvalándola sobre su parte posterior con la gracilidad de una larga cambiada, para desembocar en la Roberto Domingo, y morir, junto con la Brasilia, en la calle Alcalá. Esta sí, auténticamente, históricamente, avenida de los toreros, aunque no sea nombrada tal.


Porque sobre ella, durante doscientos sesenta y cinco años, que son toda la historia del toreo moderno, han estado y sido su escenario las tres plazas más importantes de Madrid. La de la Puerta de Alcalá, donde Simón Bolívar, aficionado, que había venido a casarse, vio morir a Pepehillo en los pitones de Barbudo.


La de la Fuente del Berro, arena fatal del Espartero, Granero y Curro Puya, entre otros grandes. Y la de Las Ventas, donde la fiesta sigue debatiéndose, como siempre entre lo heroico y lo fatuo, entre lo bello y lo feo, entre lo cierto y lo falso. Entre las corridas duras, como la de hoy o la duodécima, y las blandas de las figuras... con sus llenos.


Crónica de la corrida de hoy en la sección América.








jueves, 29 de mayo de 2014

LEYENDO A BARQUERITO - VIÑETA 21

Leyendo a Barquerito
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 28 de mayo del 2014 - 21:25
 
A fines del siglo pasado, durante la feria de Sevilla, en una tasca vecina  de la Maestranza (la plaza), frente a la calle Iris por más señas, Antonio Caballero el escritor colombiano y amigo común, nos presento con esta frase: Todo cuanto sé de ver una corrida de toros se lo debo a este hombre, y lo señaló con un inclinación de su cabeza calva. Antonio es hosco.
 
Ignacio Álvarez Vara "Barquerito", mucho gusto, se lo tomó a broma con una sonrisa espléndida, burlona, que años después la cirugía reduciría a la mitad. Fuimos de tapas y hablamos largamente, desparpajadamente, de lo único que hablamos los aficionados, y alguna otra noche, por el viejo Madrid, repetimos el cartel, y el tema.
 
Por esos mismos años, compré un libro de la profesora Celia Forneas "La crónica taurina actual", centrada en cuatro plumas maestras: Vicente Zabala (padre), Joaquín Vidal, Javier Villán y "Barquerito", de quién comienza informando  que saltó al ruedo con un título: "Seis lances de oro", canto a una obra de Rafael de Paula en Jerez.
 
De los cuatro, queda sólo él, en la crónica diaria, cargando el peso de esa sagrada tradición española, escribir bien de toros.
 
Crónica de la corrida de hoy en la sección América de www.burladero.com y www.cronicatoro.com


miércoles, 28 de mayo de 2014

UN KIOSCO EN SOL - VIÑETA 20



Un Kiosco en Sol

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 26 de mayo del 2014 - 21:25


Antes, en tiempos de la peseta, cuando venía a la feria me quedaba por aquellos parajes de tanta solera taurina.


Al principio, puro romanticismo, en el hotel París, de mis lecturas juveniles, donde Belmonte se vestía de torero, donde Juan Gallardo, el desgraciado héroe, de "Sangre y Arena", comprobó que su amada Doña Sol le montaba los cuernos. Donde a bastonazos le amputaron el brazo al autor del Ruedo ibérico, Don Ramón del Valle Inclán.


Cerca de donde quedaba la farmacia-tertulia decimonónica de "Félix Bleu" aficionado sin par, crítico purista y escritor delicioso (Antes y después del Guerra),  y dónde uno se podía dar un lujo estrafalario; contemplar desde la cama el espectáculo completo de la histórica plaza.


Luego deserté unos metros, a la esquina de la calle Carmen, al Europa, junto al oso y el madroño,  que ya tampoco quedan allí, frente al kiosco de Pedro a donde iba todos lo días a comprar El País, para leer a Vidal. Charlábamos, me guardaba todo el año, hasta que regresaba, impresos que no llegaban a Colombia. Ahora me hospedo en otra parte. Comodidad. Esta mañana fui por allá. El París desapareció, Vidal ya no está, Pedro tampoco.


Crónica de la corrida de hoy en la sección América.




martes, 27 de mayo de 2014

GUACHICONO Y ALHAMA EN LA CASTELLANA - VIÑETA 19


Guachicono y Alhama en La Castellana
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 27 de mayo del 2014 - 21:25
Luis Fernando es agrónomo, Venus abogada. Él es grande, fuerte, y ella pequeña, delicada. Él imperativo, ella conciliadora. Parecen dispares, pero tienen mucho en común. Matrimonio, hijos, afición a los toros y ganaderías. Guachicono él, Alhama ella.
Las levantaron en las tórridas tierras del Patía, un río feroz, que cruza el foco de la guerra sin tregua librada desde hace más de 60 años en Colombia y que algunos  quieren eternizar. El padre de él murió en la finca batiéndose contra secuestradores.
Allá mismo, partiendo de Torrestrella y Jandilla, cultivaron casta y pitones. Con criterio científico, las convirtieron en unas de las nacionales más respetadas. Guachicono es hierro marcado a fuego en la carrera de Rincón.
Los avatares bélicos les obligaron a subir, con toros y todo, a la fría sábana de Bogotá. Inseparables, además del amor y la familia, seguramente los peligros compartidos han fortalecido su eslabón. Son habituales de San Isidro. Críticos.
Hoy, antes de la corrida, comimos en La Castellana. Estaba Víctor Diusabá. Recordamos muchas cosas alegres y terribles. Hablamos de Cali, de toros, de toreros, y por pura coincidencia nos encontramos con César Rincón, Guerrita Chico y Eloy Cavazos. Buen cartel.
Crónica de la corrida de hoy en la sección América de www.burladero.com/america y www.cronicatoro.com


lunes, 26 de mayo de 2014

RECORDANDO A CHAFIK - VIÑETA 18

 
Recordando a Chafik
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 26 de mayo del 2014 - 21:25
 
Que las obras sobrevivan a la memoria de sus creadores. Ley de la historia. La pirámide a Keops, la bomba atómica a Oppenheimer, y en muchos casos, como la Venus de Milo y "El Lazarillo de Tormes" ni se conocen sus autores. Para bien o para mal se recuerdan los hombres, cuando se recuerdan, por lo que hicieron y no por lo que fueron.
 
Con José Chafik Handam Amad, un inmigrante libanés metido a ganadero de bravo en México y España se rompe la norma. La bonhomía y el cariño que sembró a su paso de 76 años por el mundo, han sobrevivido a su fugazmente célebre alquimia santacolomeña, atomizada por los herederos incluso desde antes de su muerte.
 
Sus amigos, muchos, encabezados por los de la dinastía Bienvenida, Victorino Martín padre e hijo, Juan Lamarca, Juan Miguel Núñez, Fernando Claramount y la diputada de Madrid Sonsoles Aboín, se han reunido este mediodía en la sala Cossío de Las Ventas para confirmarlo.
 
Y lo hicieron. Las evocaciones brillantes y sentidas todas, coincidieron, por encima del unánime “Excelente ganadero”, en sus virtudes personales: Afecto, amistad y calidad humana. A Pepe, se le recuerda por lo que fue, más que por lo que hizo.
 
Crónica de la corrida de hoy en la sección América www.burladero.com/america y www.cronicatoro.com


domingo, 25 de mayo de 2014

SUBIENDO LA CUESTA DE MOYANO - VIÑETA 17


Subiendo la cuesta de Moyano

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 25 de mayo del 2014 - 21:25

 Domingo, mediodía. Sol y brisa fresca. Mucha literatura. Las casetas y mesas frontales atestadas de libros. Nuevos y usados. Intactos y desgastados. Filas, pilas, de todos los tamaños, precios y edades.

Cada generación escribe sus propios libros. Decía Borges, sin agregar que sobre los mismos temas. No hay muchos de toros. Una biografía tardía de Frascuelo, autografiada por el autor. A buen precio. Otras de dinastías; Gallos, Bienvenidas, Domiguines, Ordóñez...

En buen estado, pasta dura, cinco euros, Muerte en la tarde, Hemingway, 1932. Siempre Hemingway. Tengo en Cali la misma edición del 68. Lo acaricio, releo unas frases: "Los toros son absolutamente morales para mí porque... me dan un sentimiento de la vida y de la muerte..." Lo dejo como a un viejo amigo. Lo es. Continuo despacio, paso a paso ¿Cuanto cuesta este?

Son más de las dos. Llego arriba, donde Don Pió Baroja, de bronce, tamaño natural, pintiparado. No era hombre de toros, pero Hemingway adoraba su  estilo, rudo, como el antiguo toreo. Le visitó en su agonía, cargó su féretro. Todo  eso es pasado. Esta generación está escribiendo sus propios libros, viviendo su propia historia y haciendo su propio toreo.

Crónica de la corrida de hoy en la sección América. www.burladero.com/América y WWW.cronicatoro.com

sábado, 24 de mayo de 2014

LA ÉTICA SEGÚN RINCÓN - VIÑETA 16



La ética según Rincón

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 23 de mayo del 2014 - 21:25

Ayer se clausuró la serie de coloquios Historias de San Isidro, en la Fundación Diario Madrid. Durante las cinco anteriores, Palomo Linares, Ángel Teruel padre, José Luís Lozano, “El Viti” y Victorino Martín sucesivamente, habían abierto la memoria de su relación con esta feria.


La gran sesión final tuvo al maestro colombiano como protagonista en un panel integrado por Javier Hurtado, Antonio Campuzano y Ricardo Díaz Manresa, moderador de todo el ciclo.


Contó muchas cosas César, entre ellas: Nunca se lo he dicho a nadie, pero en las corridas de mis primeras dos puertas grandes en el 91, yo prácticamente no cobré, y explicó, bueno, tenía que ser así, yo no era nadie.


Luego, cuando me dijeron cuanto me pagarían por la tercera, el mano a mano con Ortega Cano, en la de Beneficencia, no podía creerlo. Y volví en otoño, con un toro de Moura, que fue malo pero me dio el triunfo.


¿Y lo de Bastonito, porqué ya rico y en figura te seguiste arriesgando siempre? No niego que el dinero era un aliciente, pero lo fundamental para mí, desde niño, fue amor al toreo, respeto al público y al toro. La ética.   


Crónica de la corrida de hoy en la sección América. www.burladero.com/america y www.cronicatoro.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



viernes, 23 de mayo de 2014

EL PREGÓN DEL RENEGADO - VIÑETA 16



El pregón del renegado

Por Jorge Arturo Díaz Reyes

 
En dos días consecutivos la plaza de Madrid, dio paso a las cinco figuras que se negaron y se renegaron a pisar la de Sevilla. Eran las ocho, Morante, Talavante, El Juli y Manzanares habían pasado con más pena que gloria, cuando Perera, se clavó en los medios y ligó cuatro chicuelinas, dos cordobinas y una revolera. El introito del discurso. Tras un saludado tercio de Sierra, brindó al público y colocó la montera frente a la puerta grande como un desafío.

Lo que siguió fue una contundente predica de su tauromaquia. Estatuario, cinco ayudados, una firma, uno de pecho, y la plaza toda voz y corazón arriba. Bravucón I, alegre y fijo, pronto al toque, siguió la muleta baja que lentamente, templadamente, mandonamente le dibujaba la ruta circular sobre la arena. El tronco vertical, inmóvil, era el centro del compás. Ni un movimiento de más, ni un tranco de menos. Así por diestra como por siniestra.

El natural llegó a la excelsitud tres o cuatro veces, largo y pausado, degustado y redondo. Era el culmen de la faena. Era la faena de la feria. Era el pregón del renegado que habló por todos. La estocada pasadita selló el triunfo que aumentaría con el sexto.

Crónica de la corrida de hoy en la sección América.  

 



MORANTE Y EL QUEJÍO - VIÑETA 15


Morante y el quejío

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 21 de mayo del 2014 - 21:25

Un ¡Ay! profundo y prolongado, dramático y lejano  que resuena como un grito de dolor, de auténtica pena interior. Es el quejío, esa voz flamenca sin par. Ninguna otra podría expresar mejor el sentimiento morantista hoy a la salida de Las Ventas.

Cuarta corrida consecutiva del genio de la Puebla en esta plaza, con expectativa máxima, lleno total y reventa inmisericorde. Cuarta decepción consecutiva. Ocho toros a “contraestilo”, ocho. Ocho lidias mortinatas, ocho. Ocho ilusiones a la basura, ocho. Junto con los euros que costaron a los que vinieron de toda España; desplazamientos, entradas, hospedajes, bebidas, alimentos, lucro cesante, etc… y ni hablemos de los peregrinos transcontinentales.

A donde están su mentón empotrado, su rictus litúrgico, sus manos desmayadas, su abandono, su tronío, su duende, su poder lidiador de torero histórico ¿A donde? Se preguntan cariacontecidos y menos ricos que a la entrada sus feligreses.

¡Oh guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas...

Lloraba García Lorca en sus Romances del cante jondo. ¡Ay Federico García! Llama la guardia civil, esta tarde no fueron cinco las espadas fueron dieciocho, contando pinchazos y descabello. Pero qué importa corazón malherido ¿Viste la trinchera? ¿Sentiste el pellizco?

Crónica de la corrida de hoy en la sección América.



miércoles, 21 de mayo de 2014

LA DE PRENSA CON LA PRENSA - VIÑETA 14



La de prensa con la prensa
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 21 de mayo del 2014 - 21:25

Cronistas, revisteros, plumíferos como les decían antaño, españoles, franceses, mexicanos, ecuatorianos, venezolanos, colombianos... anidan en el alto palco vecino al de la música. Es el 28, el de prensa, el de los que escriben. Fotógrafos, micrófonos y cámaras, que también son "prensa", no, van al callejón. 

Los del gremio que suben allí, no todos, viven la corrida diferente. Observan, no intervienen. Toman nota, no protagonizan. Esperan, no presionan. Tampoco jalean, pitan, aplauden o abuchean. Ni emociones, ni exaltaciones. Los  comentarios esporádicos se susurran al vecino. Salvo algún hablantinoso extraviado.

No parecen parte de la opinión pública, pero lo son; la orientan, la moldean. Lo saben y guardan su expresión para el teclado (ya no escriben con pluma), desde donde influyen más, como si fueran ojos, oídos y hasta juicio de los lectores, multitud mayor a la congregada en la plaza.

Saben que su aprobación o desaprobación diferida tendrá más alcance y efecto que las palmas o los gritos presenciales. El inefable, el inevitable periodismo puede hacer bien y mal, construir y destruir. Lo hace. Todos lo saben y lo temen. Hoy, como desde hace 114 años tuvo su corrida homenaje.  

Crónica de la corrida de hoy en la sección América.




martes, 20 de mayo de 2014

DOS TOROS Y MAUGHAM - VIÑETA 13

 

Dos toros y Maugham
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 20 de mayo del 2014 - 21:25
Era inglés, elitista, pequeño, feo, transgresor y homosexual. Pero también una de las imaginaciones más ricas, uno de los escritores más claros, y una de las sensibilidades más exquisitas.
Somerset Maugham, vivió durante su juventud en España. No me consta, no sé si lo escribió, pero me resulta imposible pensar que no hubiese asistido al menos a una corrida.
No lo sé. Pero lo que sí sé, es que en su famoso diario dejó un párrafo que me acompaña por las plazas, especialmente tardes como la de hoy cuando viviendo el intenso drama en dos actos me preguntaba ¿Qué hago aquí?
"Olvido que no es más que una insignificante criatura arrastrándose por una salpicadura de barro, el planeta de un sol menor. Pero su naturaleza y el arte, incluso contra mi voluntad, me persuaden de la grandeza del hombre"
Y entonces me contesto, con él: asisto con devoción al rito sangriento de los toros, por que en él, la naturaleza y el arte me persuaden cada vez de que la grandeza humana existe, aún dentro de su trágica insignificancia. Hoy, David, Antonio y Saúl oficiaron otra vez el misterio. Lo sentí. Les bastaron dos toros.
Crónica de la corrida de hoy en la sección América.
 
 
 
 
 
 
 
 
 


lunes, 19 de mayo de 2014

DIEGO PINTA LA FIESTA - VIÑETA 12


Diego pinta la fiesta
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 19 de mayo del 2014 - 21:25

Y expone. Once  cuadros, ahí cerca del paseo de La Castellana, calle Maestro Ripol 8, en la sede del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid. Escenario significativo.

En la recepción, líneas azules de óleo reviven sobre fondo blanco la religiosidad de una Verónica. Oficia Morante. Vale apenas tres mi seiscientos euros. Al frente, los picadores inician un paseíllo, con gran formato y colorido, juntó a un trípode que sostiene la imagen del caballo blanco atado al anillo de hierro en la pared.

A la derecha, José Tomás, acrílico gris, congelado en un estatuario da pasó al toro lanzado que salpica rojo sangre. Y así, hasta el collage final, a la izquierda, saliendo… Patio de caballos, entreverado sobre y bajo carteles, textos y entradas. Está visto desde arriba, quizá desde una baranda de hierro, antes de la corrida.

El conjunto suspende la mirada, de un pintor diestro, de un aficionado riguroso, de uno que se puso delante, sufrió y sangró. El arte es expresión. Únicamente se puede expresar con verdad lo que se ha conocido, sentido, vivido. Diego Ramos lo hace, solo eso hace y lo hace bien, bellamente, verdaderamente. Vayan.
Crónica de la corrida de hoy en la sección América.

domingo, 18 de mayo de 2014

AFICIÓN POR METRO CUADRADO - VIÑETA 11

 
18 de mayo del 2014 - 21:25

Afición por metro cuadrado 

La plaza de Las Ventas, por San Isidro, se convierte cada tarde en la mayor concentración de aficionados por metro cuadrado en el mundo. De aficionados, digo. No de gente que le gusta ir a toros, sino de aquellos a los que definía "Guerrita" con eso de que es mucho más difícil hacer un buen aficionado que una figura del toreo.

Para quienes venimos de América es un gusto constatarlo (y a veces dudarlo), según las reacciones del público durante las corridas. Pero más aún, paseando en los preámbulos de cada una, por la esplanada, los alrededores de la puerta grande, o de la puerta de arrastre, observando, escuchando, capturando  fragmentos de conversaciones, frases fugaces, palabras aisladas, con ese acento zeteado, que  nos suena gracioso y a la vez propio de la fiesta, de su denominación de origen.

Pero por encima del acento, o mejor dicho al fondo de él, un concepto del toreo, de sus valores, de su signíficado, de su ritualidad, mucho más hondo y arraigado en esa reservorío subconsciente que deposita la historia en las personas. Entonces pnsamos que la densidad (por metro cuadrado) aquí, más que poblacional es cultural.

Crónica de la corrida de hoy en www.cronicatoro.com



sábado, 17 de mayo de 2014

TEMPRANO EN LA PLAZA - VIÑETA 10

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 17 de mayo del 2014 - 21:25

Temprano en la plaza

Doce del día. Puerta de cuadrillas. Veintiséis caballos de rejoneo, vistiéndose de toreros. Cintas, castañetas, crineras… Minuciosidad, estética, rito. Arriba las placas conmemorativas de las corridas de Beneficencia comienzan con el nombre de un rejoneador, Álvaro Domecq 1943.

Y en el 46 otra vez él, con Manolete, Manolo González y Luís Miguel, quien, dicen, entró a última hora pagando sus toros para poder codearse con “El Monstruo”, al que acusaba de rehuirlo.

Por enfemería y capilla, pasillo adentro, soledad, silencio, bocas de tendido vacías y barras desoladas. Después del cinco, alto en las paredes, fotos y fotos, nostalgia de tiempos idos, "cuando el toro era toro, el torero torero, y el toreo toreo". Todo tiempo pasado fue mejor. Azulejos que perpetúan hazañas de lidiadores que no se pueden, no se deben, no se quieren olvidar.

Y en la sala Bienvenida, entre muchos fetiches, un cartelito, pequeño, insignificante, que marca el día en que "Machaquito" y "El Gallo" le cedieron trastos al gran revolucionario, Juan Belmonte, 16 de octubre de 1913, toros de Bañuelos. La corrida fue tan mala y la bronca tal, que el padrino, hastiado, se cortó la coleta. Lo demás es historia.

viernes, 16 de mayo de 2014

LA CASA DEL GRAN MUERTO - VIÑETA 9

 
La casa del gran muerto

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 16 de mayo del 2014 - 21:25

Esta mañana fui a la casa número 12 de la calle Arrieta, donde se veló el cadáver de “Joselito”, al otro día de su muerte en Talavera. Un tren especial le había traído, pues pasó la noche del fatídico 16 de mayo de 1920 en la humilde enfermería de la plaza.

Era su casa en Madrid. De ella salió hacia la muerte y a ella volvió muerto en medio de una multitud enorme.

Pocos años antes, cuando el joven “Clarito”, cronista revelación, fue llevado allí por el mozo de espadas de José, quién quería conocerlo, exclamó admirado

-Pero esto es un palacio.

Y el mozo respondió –Donde más quería usted que viviera el rey de los toreros.

El drama trágico había comenzado aquí en Madrid, el 15, a la salida de la mala corrida de San Isidro, compartida con Belmonte. Bajo la bronca, una almohadilla le rozó la cara.  “Ya no nos quieren” le susurró tristón a su rival histórico. No se volvieron a ver.

Hoy, como todos los 16, tras el paseíllo, se guardó reverente silencio. Como siempre, un sentimiento de admiración, pero quizá también de culpa, flotó en la gradería.

 

jueves, 15 de mayo de 2014

El CABALLO DE DON BALDOMERO - VIÑETA 8


El Caballo de Don Baldomero

Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 15de mayo del 2014 - 21:25

Dicen que Rafel Guerra, el mandón a finales del siglo XIX, cuya relación con Madrid fue tormentosa, cuando le preguntaron: Maestro ¿Qué le  gusta más de Madrid? Contesto de inmediato !Los huevos del caballo del Espartero!

No se refería por supuesto a la cabalgadura de su malogrado rival Manuel García. Sino a la estatua ecuestre del general Baldomero Espartero, soldado glorioso de España, que junto al parque del Retiro, sobre la calle Alcalá, mira hacia la Puerta del Sol y da la grupa exhibiendo sus abultados testículos en dirección a donde quedaba la vieja Plaza de toros de La Fuente del Berro (actual Palacio de los Deportes).

Eso era lo que "Guerrita" veía cuando terminada la corrida iba en su carruaje ya camino del hotel, aliviado de haber sobrevivido a otra tarde en ese ruedo que le trató con tanto rigor. En Madrí que atoree San Isidro.

Esa historia me la contó hace años caminando por allí, Quinito II matador colombiano, quien llegó a principios de los 50 "para ser figura", y no pudo serlo. Fue algo más grande, el mejor amigo del mundo. Q.E.P.D.



miércoles, 14 de mayo de 2014

AVES MIGRATORIAS - VIÑETA 7


Aves migratorias
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 14 de mayo del 2014 - 21:25

Hay muchas especies de aficionados; de siempre, de ocasión, selectivos, de un torero, de una ganadería, de una feria, de una plaza, del taurineo, virtuales, de libro, de periódico, de internet… pero entre todas, quizá la más conspicua es la especie migratoria. La de los que no soportan el invierno de los días sin toros en sus regiones nativas y terminada la temporada, dejan todo para volar tras él sol de la fiesta.

Algunos forman grupos organizados, pero la mayoría viajan solos y se agregan a la bandada por coincidencia de ruta. Se conocen, y terminan siendo conocidos donde anidan de paso. No son turistas. La frecuencia y duración de sus peregrinajes, los hace discretos y prácticos. Ligeros de equipaje, pagan pero evitan costos no indispensables: localidades vistosas, hoteles de lujo, pasajes de primera. Olfatean la buena comida y el precio justo. Aficionados a las corridas, no a las “buenas”, van a  todas.

Un prototipo es Rafael Giraldo. Colombiano, caleño, setentón, moreno, corpulento, empresario retirado. Por San Isidro para siempre, con su sombrero “vueltiao”, su almohadilla y su binóculos, en Las Ventas, fila tres, grada ocho.

Crónica de la corrida de hoy en la sección América

 

martes, 13 de mayo de 2014

UNA TERTULIA, UNOS RECUERDOS - VIÑETA 6

 
 
Una tertulia, unos recuerdos
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 13 de mayo del 2014 - 21:25
 
Antonio Carrasco y María Mateos me han invitado a la tertulia radial de Onda Cero previa a la corrida. Dirigiendo Paco León, con el ganadero José Escolar, el expresidente de Las Ventas, Manuel Muñoz Infante, el matador Javier Vásquez, la Marquesa de Anzo y el periodista mexicano Pepe Mata, analizamos lo que va de feria. No voy a relatar el programa, que ya salió al aire.
Pero del reencuentro con el matador Vásquez, me conmovieron dos evocaciones. Una trágica, la lluviosa tarde del primero de enero de 1997, en Cali, mi ciudad, cuando el quinto toro de Rocha "Oropel" mató a su picador Carlos Borraes, tirándole el caballo encima, reventándolo. "Yo tuve que matar ese toro" recuerda Javier, con el gesto sombrío del mal recuerdo.
 
El otro fue una memoria de sus tiempos de novillero acogido en la finca de los octogenarios ganaderos Daniel y Pedro Flores Albarrán. No habia luz eléctrica, dice Javier. Vivían como lobos y en una ética férrea. Cuando unos válidos insinuaron a Pedro "acomodar" una novillada para una futura figura contestó: Por favor váyanse antes que los oiga mi hermano y se forme aquí un problema grave. Qué tiempos aquellos.

¿TÚ ESTÁS LOCO? - VIÑETA 5



¿Tú estás loco?
Por Jorge Arturo Diaz Reyes, 12 de mayo del 2014 - 21:25
Aterrizo en Barajas el viernes, tres horas antes de la corrida. Trasnochado, con el reloj biológico al revés, pienso en mi trabajo suspendido, y en que tengo el tiempo justo para llegar al hotel, instalarme, asearme, ir a la plaza, buscar mi acreditación y no perder el paseíllo.
Frente a las casillas de inmigración, mas resignado que paciente hago la fila "No ciudadanos de la Comunidad Europea",  entre  una multitud abigarrada, cosmopolita, multirracial, a la espera del veredicto de los oficiales que revisan pasaportes e interrogan motivos de viaje.
Han sido 8.350 kilómetros de vuelo y 19 horas desde que salí de casa. Lentamente, de uno en uno, llego por fin. Cara a cara. Cristal por medio. Mirada escrutadora. Estudio sospechoso del documento, la visa, y la pregunta de siempre.
¿A qué viene usted?
A los toros, contesto
El hombre sorprendido grita ¿Tú estás loco? No voy yo que vivo aquí, ¿y tú te vienes desde tan lejos?
Me quedo sin saber si reír o explicar, mientras él meneando la cabeza incrédulo, sella de un golpe rudo y se deshace del absurdo con un ¡El siguiente!